Home  I  Libros Publicados  I  América Cooperativa  I  Contáctenos  
 
 
arnol encomendero davalos


ARNOLD ENCOMENDERO DÁVALOS


Ex Miembro Titular del Consejo Consultivo (Consejo de Administración) de la ACI AMERICAS 1995-2009.

separador

Director de la Revista Internacional “AMERICA COOPERATIVA”.

separador

Actual Gerente General de COOPETROPERU con sede en Lima-Perú.

separador

Autor de 5 Libros de Investigación Profesional Aplicada al Desarrollo Cooperativo, y, la Economía Social.

BIBLIOGRAFIA:

BOOK Ake “Valores Cooperativos para un Mundo en Cambio”. Ed. ACI Octubre 1996.

separador

Mackpherson Ian “Declaración sobre la Identidad y Principios Cooperativos”. ICA Manchester 1995.

separador

OIT “Recomendación 193 sobre Promoción de las Cooperativas” ACI AMERICAS 2002.

separador

North Douglas “Marco Institucional para el Desarrollo Económico”. Edición Apoyo Lima Perú 1995.

separador

Rodrígues Roberto “La Segunda Ola Cooperativa”. 2001.

separador

Encomendero Arnold. “La Economía de Mercado y el Desafío de los Valores Cooperativos”. 3era Edición Nov. 2010. Lima Perú.

separador

MAYOR INFORMACION:
En GOOGLE: Buscar en:
Arnold Encomendero Dávalos
Y en www.arnoldencomendero.com

separador

CONTACTENOS EN EL EMAIL:
:jencomendero@yahoo.es

 
 
 
 
 
 
por que creer el el cooperativismo
 
DR. ARNOLD ENCOMENDERO DÁVALOS
Es una verdad acrisolada que la globalización de la economía, si bien no es una plaga, tampoco es una PANACEA. Ha provocado-a luz vista-una nueva oleada de Concentración económica y exclusión social. Producto de esta contradicción Política, humana, social y económica, en el año 2008 se produjo una gran Crisis Financiera Internacional, que, al no haberse resuelto con Políticas económicas y financieras realistas y firmes, hoy en día, estamos al borde de una recesión mundial. Tal es la dimensión de la Poscrisis, que Kenneth Rogoff de la Universidad de Harvard ha afirmado-en medio de la incertidumbre y oscuridad financiera planetaria- que el mayor déficit de la Crisis Financiera del 2008, no fue en CREDITO, sino en CREDIBILIDAD, al punto que, los mercados pueden ajustarse a una rebaja del crecimiento global, pero no pueden lidiar con una pérdida cada vez mayor de confianza en el Liderazgo y en una clase política desconectada de la realidad. La particularidad de esta crisis-resaltó- estriba justamente, en que confluyan un crecimiento anémico y un endeudamiento excesivo”. Al respecto, Bill Cross afirmó: ”El Sobreendeudamiento es tan solo un síntoma y la enfermedad es la debilidad de la demanda agregada, es decir, la falta de Consumo o inversión”.
Como correlato de este punto de quiebre académico, el economista Nouriel Rubini puntualizó: “nunca antes el mundo había enfrentado una crisis de esta magnitud con LIDERES tan débiles”. Al respecto, el profesor Daniel Rodrik alarmado por tanta crisis gubernamental a nivel de los países desarrollados dijo: “quizá por primera vez en la historia moderna, el futuro de la economía global está en manos de los países pobres……….”
 
rol de las cooperativas
La Respuesta la dió don Roberto Rodrigues , Ex Presidente de la ACI Mundial, al afirmar que “ha sido la concentración económica y financiera y la exclusión social los factores que alimentaron el crecimiento del Cooperativismo a mediados del Siglo XIX”. Por esta razón-remarcó- el movimiento Cooperativista resurge con toda fuerza en el mundo, volviéndose un puente más consistente entre el Mercado y el bienestar social, de acuerdo a lo que propugna el Séptimo principio Cooperativo”. Las Cifras dicen más que las palabras. Según datos de la misma ACI-Mundial, el Movimiento Cooperativo se ha diseminado por todo el Planeta llegando a cubrir un estimado del 40% de la Población Mundial. Hoy, existen 800 millones de personas afiliadas a Cooperativas de todos los tipos y sectores que sumados a sus familiares, se llega a cerca de 2 mil millones de seres humanos, generando 100 Millones de puestos de trabajo. Solo, estos simples ejemplos demuestran claramente que el Cooperativismo es un “Taller de realizaciones prácticas” para lograr el desarrollo en paz, haciendo posible que millones de personas salgan de la pobreza con su talento y esfuerzo propio y con valores compartidos por convicción y confianza mútua”. Y es que la Doctrina y praxis Cooperativa integra a sus miembros compartiendo valores, productos, servicios y dividendos en beneficio común. Por ello, me reafirmo en lo ya sustentado en mi Libro “La Razón Cooperativa”.
 
“No hay en el mundo, otra forma más amigable, que el accionar Cooperativo, para hacer de la Solidaridad humana, una relación digna y productiva en provecho solidario, haciendo del intercambio humano, una transacción honrada y honrosa, y, del Capital Social un valor económico protegido por la Confianza mútua”.
cooperativas
 
En la medida que se fortalezcan estos factores, el aporte Cooperativo tendrá mayor incidencia cualitativa y cuantitativa. Muy acertadamente AKE BOOK al sustentar los alcances de los valores Cooperativos, resaltó que “como el ser humano es imperfecto, solo puede alcanzar su potencial total para viabilizar el desarrollo, trabajando en solidaridad con otros seres humanos ”.

Con esta argumentación técnica y práctica, es indiscutible y constituye una verdad innegable que la Capacidad movilizadora del Cooperativismo es útil para una mejor realización humana, social y económica, como fuente autogeneradora de Capital Social, gracias, a la confianza moral de sus miembros. Pero también debemos reconocer que la doctrina y práctica Cooperativa está rodeado de oscuros intereses que debilitan toda la fuerza solidaria como son: El Consumismo permisivo, la inversión especulativa y la anomía . Pero estas sombras jamás, podrán apagar la luz cooperativa que alumbra la vida en paz para el desarrollo común, pues, el Cooperativismo tiene defensa propia, y, quienes hacemos vida Cooperativa, estamos orgullosos de lo que somos y hacemos con todas nuestras virtudes y defectos, pues reconocemos y luchamos ardorosamente por superarlas, desde la más pobre aldea hasta la urbe más modernizada. Además, porque la defensa Cooperativa se vale de las armas de la paz y la ayuda mútua. Jamás se ha usado la violencia física ni institucional para abrirnos paso en la vida social. Nunca las páginas de la historia Cooperativa se han manchado con una gota de sangre, ni mucho menos se arrancó alguna lágrima de niños, jóvenes, adultos, ancianos, hombres y mujeres con algún gesto o acto violentista para acelerar el desarrollo. Y es que los Cooperativistas somos conscientes y responsables de nuestro presente y futuro, y, estamos convencidos que los principios doctrinarios y los beneficios Cooperativos no se pueden imponer por la fuerza, ni tampoco se puede obligar a practicarlos arbitrariamente desde arriba hacia abajo, o, desde afuera hacia adentro, pues, la institucionalidad Cooperativa es un acto consciente y voluntario que une pequeños recursos hasta hacer economía de Escala.
 
cooperativismo
 

Y tiene que ser así, pues, el proceso de desarrollo Cooperativo es real y efectivo, y a la vez; una promesa y oportunidad para dinamizar la cohesión social con inclusión personal y asociada. Como lo reconoce el mismo Machperson: “el Movimiento Cooperativo es un movimiento de una promesa perpetua. Un movimiento de transformación sin fin: nunca descansa satisfecho con lo que ha logrado” . En esta dirección, la experiencia cooperativa local y global nos demuestra que el CREER y CONFIAR en el Cooperativismo ES y DEBE SER un acto de conciencia. Y, la conciencia Cooperativista es SER y ESTAR desde uno y con otros-en reciproca presencia-para pensar y actuar por el bien común.

Por estas y muchas razones más, y, desde mi experiencia investigatoria del ser y quehacer formal para el desarrollo Cooperativo dentro de la ACI AMERICAS y fuera de ella; durante 22 años de práctica gerencial Cooperativa y a la luz de las opiniones de Dirigentes, Consultores, académicos, autoridades políticas y líderes gerenciales hemos comprendido que existen DIEZ BUENAS RAZONES PARA CREER en el Cooperativismo, lo que nos hace mirar el futuro no como prolongación del pasado sino como FUTURO, que exige, un compromiso presente para responder eficazmente a los grandes desafíos que nos impone la Crisis y Poscrisis financiera global con todas sus secuelas y flagelos, impropios de una humanidad sufriente con niveles de pobreza y desempleo gravitados por una aniquilante contaminación ambiental. Y, lo peor, atemorizada por una delincuencia que con premeditación, alevosía y ensañamiento, no solo se dedica a robar y secuestrar sino a exterminar vidas generalmente inocentes. La oportunidad es propicia para recordar al mundo la célebre frase del biotecnólogo francés, Pierre Lacoste, cuando dijo: “La humanidad es el todo, aparte de ella no hay otra buena esperanza”. En definitiva, todo depende de los mismos hombres, que no solo deben preocuparse de la calidad humana y de su mejor existencia sino ocuparse de ella. Por algo o mucho Amartya Sen, Premio Nobel de Economía, afirmó: “Al fin y al cabo es el HOMBRE el responsable de lo que proyecta y emprende y del incorrecto manejo de la Economía”. Por está razón, el Estado no solo debe ser un BUEN REGULADOR SINO UN EFECTIVO Supervisor del Intercambio económico que se da en el Mercado.

crisis mundial
 
Y ante la pregunta sincera o irónica de los incrédulos o de los enemigos comunes de la Doctrina y praxis solidaria ¿PORQUE CREER EN EL COOPERATIVISMO?. Los Cooperativistas por convicción y desde el corazón “con mente de gerente y alma de Lider” como lo conceptualizó C. Hickman muy “orgullosos de lo que somos y lo que hacemos” le damos la siguiente respuesta:
CREEMOS Y DEBEMOS CREER EN EL COOPERATIVISMO COMO modelo solidario de beneficio común, por las siguientes razones:
 
1.- Porque tiene unidad ideológica y coherencia doctrinaria
2.- Porque es un modelo de empresa social centrada en las personas
3.- Porque forma y acumula capital social para beneficio de sus miembros.
4.- Porque permite el desarrollo irrestricto e indesligable de la libertad económica, la libertad      política y la libertad Cultural.
5.- Porque promueve la Inclusión Social, generando empleo con emprendimiento personal y      asociado.
6.- Porque institucionaliza la solidaridad humana en pro del desarrollo social y económico      sostenido y sustentable.
7.- Porque disciplina el ahorro familiar para orientarlo a la inversión y al desarrollo Inclusivo.
8.- Porque funciona bien dentro de un esquema de pluralismo económico
9.- Porque correlaciona la libertad individual con la solidaridad, y, la justicia social con la      eficiencia económica.
10.- Porque tiene un sistema de autoorganización que concilia los valores éticos con la práctica       democrática.
11.- Porque promueve la reconceptualización de la propiedad, el poder y la organización       empresarial en pro de una Economía Solidaria.
12.- Porque educa a la persona para un mejor intercambio económico, y, para crear valor en la       empresa, con gestión transparente y responsabilidad social.
 

Somos conscientes y reconocemos que nuestra credibilidad Cooperativa necesita de un trabajo local con una perspectiva global, y, como lo resaltó Lan Macpherson, “las Cooperativas se hacen más eficaces cuando proveen a la gente un mejor control sobre su vida”. Lo cual es lógico, pues, concuerda con un dicho ya trillado en la dinámica Cooperativa: “las personas, son nuestro recurso más importante”. Dentro de esta concepción, la teoría y la realidad nos ratifican que el desarrollo cultural desde el trabajo Cooperativo como “Escuela de aprendizaje Colectivo” contribuye a elevar la autoestima, a cultivar valores y transmitirlos, a generar respeto por las instituciones y a integrar a la familia, la empresa y la Sociedad Civil. Pero, nadie podrá objetar, en el contexto actual- económica y financieramente angustioso y angurriento- que el aporte más valioso del Cooperativismo para el pensamiento económico y social, radica en que es una doctrina aplicada, que ha permitido y permite el desarrollo irrestricto e indesligable de las tres grandes libertades que siempre han dividido a las personas: La Libertad económica. La Libertad Política y la Libertad Cultural. Este valioso aporte nos hace colegir que el tan buscado Desarrollo económico con inclusión y equidad social solo podrá lograrse dentro de un proceso de pluralismo económico donde la coexistencia pacífica se institucionalice con reglas claras, estables y justas para hacer negocios inclusivos en común, tanto en el mercado interno, como en el mercado externo, con credibilidad, transparencia y seguridad, sin olvidar lo que decía Friedrich Nietzche. “No es la fuerza sino la perseverancia de los altos sentimientos lo que hace a los hombres superiores”. Si el Mundo sufre de tanta Crisis, es hora de transformar esta Crisis en la Mejor oportunidad para defender lo humano de la vida y construir el desarrollo en paz; rescatando, los valores de la Solidaridad y la Ética frente a la ambición, la especulación financiera y comercial, la violencia organizada, el lucro y la desigualdad social.

COOPERATIVISTAS DEL MUNDO:

¡La Verdad Cooperativa, es Vuestra verdad, nuestra verdad común….!
¡Creer en ella, es una razón de vida!......
¡Creer y hacerla creer, es un compromiso responsable!......
¡Plantemos esa verdad en la mente del MUNDO!

Lima-Perú, Setiembre del 2011

 
 
 
america cooperativa
 
Editoriales
Artículos Especializados
Humor Solidario
Testimonio Fotográfico